Planta y Foliar

  • La toma de muestras deberá de ser de hojas intermedia (entre nuevas y viejas) aunque cada cultivo es diferente. Si necesita asesoría sobre el muestreo de un cultivo en especifico, contáctenos.
  • La cantidad de hojas para la muestra puede variar entre unas 100 y 150 dependiendo del tamaño de las mismas y dependiendo del fruto. Si se pesaran estas muestras, con un aproximado a 500 gr. sería suficiente para poder realizar un estudio completo.

 

El análisis foliar o tisular consiste en la extracción y posterior determinación de la concentración de nutrientes minerales de los tejidos de las plantas. Es de gran utilidad para diagnosticar posibles deficiencias de macro y micro nutrientes, con anterioridad a que se manifiesten visualmente ya que generalmente en este punto ya es tarde para corregirlas. Permite actuar con anticipación y rapidez en la corrección de una deficiencia, especialmente de micro nutrientes, generalmente vía fertilización foliar o por fertilización al suelo y fertirriego en el caso de macro nutrientes.

 

El manejo de la nutrición es, entre otras prácticas, de vital importancia en la obtención de productos de óptima calidad y rendimientos rentables, con un bajo costo.

 

La agricultura actual exige obtener rendimientos acordes al capital invertido y a la calidad esperada del producto final. La planta tiene especiales requerimientos de macro y micro nutrientes que deben ser considerados en un manejo nutricional tendiente a la obtención de una cosecha de buena calidad enológica. Ejemplos de ello son el Magnesio (Mg), Potasio (K), Zinc (Zn), Calcio (Ca), etc., que intervienen en el contenido azucarino y otros factores de calidad. El estado nutricional de estos y otros elementos nutrientes, como el nitrógeno, fósforo y hierro y su correcto balance se determina mediante un análisis foliar. El mismo puede ser realizado en dos momentos: en plena floración, para evaluar principalmente nutrición nitrogenada, en calcio y de micro nutrientes; y antes de floración para evaluar principalmente la nutrición de magnesio y potasio, y la del resto de los nutrientes. Junto con estos datos y la magnitud de la cosecha se puede planificar la fertilización poscosecha para aumentar el tenor de reservas para la próxima temporada.

 

Las hojas completas y pecíolos muestreados deben corresponder a pámpanos normales de un vigor representativo del resto. Tomar muestras de una misma variedad, edad y apariencia de las plantas (unidad de muestreo), realizando un recorrido en diagonal o zigzag. Plantas anormales no deben muestrearse, salvo en el caso de estar agrupados en manchas, en cuyo caso se muestrean por separado.

 

También es aconsejable realizar un análisis de suelo y de agua para completar el diagnóstico y posibles correcciones.

Muestreo de sólidos

AGROLAB  Laboratorio de Inocuidad

Derechos 2017

Aviso de Privacidad