Suelos

  • El análisis de suelos será tan bueno como la calidad de las muestras tomadas.
  • La muestra enviada al laboratorio debe ser de 500 gr. a 1.0 Kg.

Pasos a seguir en el muestreo de suelos

1. Delimitación de las áreas

Recorra la finca y haga un plano o croquis sencillo de las superficies más o menos homogéneas, en cuanto al tipo de suelo, apariencia física y clase de manejo recibido anteriormente. Ubique en el plano los detalles más importantes de la finca como lo son partes altas o bajas, planas o inclinadas, coloración del suelo, si es arenoso o pesado, vegetación alta, media o baja, riesgo de encharcamiento, áreas que no se han trabajado ni fertilizado y áreas trabajadas y fertilizadas.

 

2. Época de muestreo

En suelos no sembrados anteriormente, haga el muestreo de dos a tres meses antes de la siembra; en cultivos de ciclo corto dos meses antes, y en cultivos permanentes hágalo anualmente, dos meses antes de la fertilización.

 

3. Herramientas y materiales necesarios

Para la toma de muestra en cada lote utilice los implementos necesarios como barreno, pala, bolsa plástica, y balde.

4. Toma de la muestra

Recorra los lotes al azar en forma de zig-zag y cada 15 o 30 pasos tome una submuestra, limpiando la superficie del terreno y depositándola en el balde. Las submuestras deben ser tomadas entre 20 y 30 cm. de profundidad. Luego de tener todas las submuestras en el balde (de 15 a 20 por hectárea) se mezclan homogéneamente y se toma 1 Kg. aproximadamente. Esta es la muestra compuesta requerida para el análisis.

 

5. Identificación de la muestra

Para identificar la muestra se debe colocar: el nombre del propietario, nombre de la finca, ubicación geográfica, número de muestra y lote, superficie que representa y algunas informaciones complementarias como lo son: pendiente del terreno, color del suelo, tipo de vegetación, cultivo anterior, rendimiento obtenido, disponibilidad de residuos, tipo de fertilizante usado, si encaló y forma y época de aplicación.

 

6. Frecuencia de muestreo

Cultivos anuales en rotación o un solo cultivo con período de barbecho: cada tres años. Cultivos intensivos con aplicaciones regulares de abonos químicos y orgánicos (hortalizas): cada dos años.

 

Factores a considerar en el muestreo de suelos

1. Tamaño de la unidad de muestreo

El tamaño dependerá de la variabilidad del terreno y de la intensidad y tipo de uso del lote. En áreas muy uniformes, con el mismo uso agrícola y vegetación, el lote puede estar representado por 10 hectáreas. En áreas de uso muy intensivo con fuertes aplicaciones de fertilizantes, abonos orgánicos y con riego (hortalizas y frutales) el lote no debe ser mayor de dos hectáreas.

 

2. Número de submuestras

Dependerá del tamaño del lote de muestreo y de la intensidad de uso. Mientras mayor sea el lote, mayor número de submuestras serán necesarias. El mínimo puede ser entre 15 y 20 y lo ideal entre 30 y 40 submuestras.

 

3. Precauciones a tomar cuando se tomen muestras para análisis de suelos

Evite muestrear suelos muy mojados.

Use bolsas plásticas nuevas y limpias, no de papel.

No fume durante la recolección de muestras, para evitar contaminarlas con las cenizas del cigarro, ricas en potasio.

No tome muestras en áreas recién fertilizadas, sitios próximos a viviendas, corrales, cercas, caminos, lugares pantanosos o erosionados, áreas quemadas, lugares donde se amontonan estiércol, fertilizantes, cal u otras sustancias que pueden contaminar la muestra.

AGROLAB  Laboratorio de Inocuidad

Derechos 2017

Aviso de Privacidad